Accidentes laborales

Accidentes laborales

Trabajadores de una empresaAsesoramiento y atención a las víctimas trabajadoras que sufren un accidente con lesiones durante su jornada laboral o también durante el trayecto de su domicilio al trabajo y viceversa (accidente in itinere) para poder reclamar las indemnizaciones que les correspondan por sus lesiones, ante las personas o empresas responsables, contractual o extra-contractualmente, del accidente y sus aseguradoras.

a.       Reclamación por responsabilidad civil:

Para la reclamación de una indemnización por responsabilidad civil derivada de un accidente laboral habrá que determinar si ha habido alguna infracción de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales por parte de la empresa, es decir, habrá que ver que no exista culpa exclusiva del trabajador en este accidente y determinar algún tipo de infracción por parte de la empresa en la prevención y control de todas las medidas de seguridad obligatorias de la actividad concreta que tengan relación causal directa con el accidente y que bien aplicadas hubieran podido evitarlo o disminuir su gravedad. Algunos ejemplos de este tipo de accidentes son por:

  •  Utilización de maquinaria defectuosa o que no haya pasado las pertinentes revisiones;
  •  Falta de higiene industrial en el lugar de trabajo;
  •  Falta de formación en la prevención de los riesgos laborales o de evaluación de riesgos a los que se expone un trabajador;
  •   Falta o deficiencia en los equipos de protección individual, etc..

Reclamaciones por accidentes laboralesPara la valoración de la indemnización por responsabilidad civil se aplica de forma analógica el baremo de accidentes de tráfico contenido en el Anexo del Real Decreto Legislativo 8/2004, de fecha 29 de octubre, modificado por Ley 21/2007, de 11 julio, relativo a la responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos de motor, con algunas particularidades especiales, y un poco contradictorias, de la jurisdicción laboral donde en algunos conceptos de la norma (factores correctores de incapacidad de actividad, por ejemplo) se descuentan elevados porcentajes de las pensiones de incapacidad profesional concedidas a los trabajadores para que se entienden -erróneamente- duplicadas por el factor corrector de la ley civil -que básicamente pretende indemnizar daño moral-, de manera que mientras en un accidente de tráfico, resuelto en la vía civil, el trabajador podrá cobrar su pensión de invalidez y su indemnización civil íntegra, si el accidente se considera que es estrictamente laboral, cobrará una cantidad sustancialmente inferior. Ello puede empezar a cambiar a partir de la Sentencia del Tribunal Supremo (Sala 4ª) de 23/6/2014 que UNIFICA LA DOCTRINA respecto justamente a la correcta aplicación del Factor Corrector de Incapacidad permanente del R.D.L. 8/2004, de fecha 29 de octubre, en el sentido de entender que es exclusivamente DAÑO MORAL y, como consecuencia de tal atribución, no cabe de ninguna manera compensarle ningún concepto económico ni siquiera en un porcentaje por pequeño que sea (como se venía realizando tras la no menos importante STS (Sala 4ª) de 17.07.07, Rec. 4367/05).

La valoración del daño corporal es necesario que sea realizada por un médico especialista en la valoración del daño corporal.Accidentes en el lugar de trabajo

b.       Reclamación por incapacidad:

Si como consecuencia de las lesiones permanentes sufridas en un accidente laboral el trabajador queda con una situación de incapacidad para el desarrollo de su actividad profesional, en función de que esta incapacidad sea parcial, total o absoluta, además de la indemnización por responsabilidad civil el trabajador podrá reclamar una indemnización por estos conceptos:

  •  Incapacidad permanente parcial (IPP): el trabajador podrá reclamar una indemnización a tanto alzado de 24 veces su salario mensual, y es compatible con cualquier trabajo, incluida la misma que realizaba antes de sufrir el accidente.
  •  Incapacidad permanente total (IPT): en estos casos el trabajador tendrá derecho a una pensión del 55% de su base de cotización, que será compatible con cualquier trabajo a excepción de la misma que realizaba;
  •  Incapacidad permanente absoluta y gran invalidez (IPA): estos son los casos más graves, donde el trabajador ha quedado en una situación de incapacidad no sólo para el trabajo que realizaba sino también para cualquier actividad profesional. El trabajador tendrá derecho a percibir una pensión del 100% de su base de cotización. En estos casos, se podrán realizar actividades compatibles con su estado ya partir de la edad de acceso a la jubilación, será incompatible con el trabajo por cuenta propia o ajena.

c.       Indemnización per convenio colectivo:

Se trata de indemnizaciones por responsabilidad contractual que están contempladas en algunos convenios colectivos. Un trabajador que sufra un accidente laboral con resultado de incapacidad permanente total o absoluta, tendrá derecho a otra indemnización en función de lo que establezca su convenio colectivo. No todas las profesiones contemplan esta indemnización, es más, en general sólo las profesiones con riesgo de accidentes altos suelen contemplar este tipo de cláusula, pero en cualquier caso, en caso de accidente con resultado de incapacidad permanente (total o absoluta) reconocida, es necesario revisar el convenio colectivo de aplicación.

En caso de accidente laboral con lesiones, consultenos sin compromiso. Primera visita gratuita para valorar las circunstancias de su caso y los derechos que le asisten.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *